Mediante psicoterapia corporal y  relacional, puedo ayudarte con problemas  de autoestima, trastornos alimenticios e imagen corporal, a vivir libre de miedos y complejos
Para comprender y resolver nuestro presente, es interesante saber que cuando aprendimos a relacionarnos, lo hicimos en las épocas más tempranas de nuestra vida y cuando nuestra parte más racional (neocortex) aun no estaba desarrollada. Y aunque nuestros desengaños, amores y desamores de adolescentes o adultos son los que más presentes vivimos, es  nuestro patrón aprendido de apego el que nos acompaña y guía  en  nuestra vida, en la aventura del querer, en la forma de afectar (a los demás), de sentirnos afectados (por los demás) y de vivir con éxito y calidad de vida.
¿Qué es el apego?
Es el primer vínculo afectivo. El vínculo más fuerte que  establecemos con otras  personas durante los primeros meses de vida y hasta los 3 años. Dicho vínculo responde a una de las necesidades más básicas y fundamentales que experimentamos el ser humano (y otros animales); la necesidad de sentirnos seguros, protegidos, ayudados, amados, comprendidos. Este vínculo  nos proporciona la seguridad indispensable para un buen desarrollo de la personalidad. El patrón de apego de nuestros cuidadores también influirá en nuestro aprendizaje. Y a veces tenemos que empezar a defendernos antes de tiempo congelando nuestro ser más tierno para sobrevivir a la privación, suspensión o frustración de nuestras necesidades. En los trastornos alimentarios o cuando el amor duele, se detecta un alto índice de apego inseguro, que interfiere significativamente en el proceso de individuación, propiciando una baja autoestima que conlleva a su vez, diversos grados de insatisfacción corporal.  Se puede reparar y reaprender. Y una de las maneras de hacerlo es en psicoterapia, donde en una relación real y única y sin la interferencia de patrones de apego ajenos, tu autenticidad se hará presente.  Una nueva oportunidad donde experimentar tus conductas, tus reacciones, tus emociones  y descubrir como te ven y sienten los demás, como te sientes y te ves tú y como las claves del éxito están a tu disposición.  ¿Te atreves? El proceso es revelador.
¿Estoy traumatizada?
Puede que si o puede que no. Vivir sin complejos
¿Qué es un trauma? Es cualquier evento que nos suceda en la vida mientras estamos o nos sentimos en situación de relativa indefensión, más allá de nuestra consciencia.  Cambios no deseados o situaciones que solucionamos de forma insatisfactoria o incompleta. Si piensas que puedes estar traumatizada, entonces bienvenida al club de las aventureras, la vida está llena de cambios y sorpresas; no eres un robot aunque sea cuestión de circuitos (circuitos neuro-psico-fisiológicos). El cómo nos afecta el trauma o los cambios, más que del hecho en sí, depende de muchos factores, de la  historia individual y de cómo “nos apegamos” al mundo y como nos defendemos de él. No es fácil detectarlo, pues se esconde más allá de nuestra lógica. Libérate y vive sin complejos Activamos automáticamente nuestros mecanismos aprendidos de defensa y congelamos la espontaneidad de nuestro cuerpo. Vivimos desconectados de nuestro cuerpo, de nuestras sensaciones, de su potencial, de su capacidad y de su debilidad. Mientras más desconexión más sufrimiento innecesario. Nos consumimos en el intento de encontrar la solución o respuesta lógica, buceando y enredándonos en pensamientos y reviviendo situaciones, pero ni la la lógica ni la voluntad funcionan. Instintivamente aprendemos a disociar el recuerdo o la representación de su emoción y la objetividad respecto a la propia seguridad y salud se altera. Los trastornos de la conducta alimentaria y los conflictos con la imagen corporal, son una expresión muy frecuente de desconexión con el cuerpo. Los patrones de cómo nos apegamos al mundo están totalmente involucrados en cómo nos enfrentamos al trauma y nuestro cuerpo es un libro abierto de nuestra historia. ¿En qué momento nos convertimos en espectadoras de nosotras mismas? Encuentra tu imagen y te reconciliaras con el mundo. Vive sin complejos y vibra con la vida.
“Pienso pero no ejecuto” , “Me secuestran los pensamientos” “La voluntad no es suficiente”,  “Siento un vacio interior” “Mi vida se hizo difícil”. “Estoy bloqueada”…
“Mis amigos, mi pareja… no me entienden”. “No puedo evitar compararme con las demás”. “La relación con mi madre se hizo difícil”. “La relación con mi padre se volvió rara”. “¿Cómo aprendo a querer, a  amar, a que me quieran sin sufrir?”
Apego y Relaciones
El rechazo, la vergüenza, el temor al fracaso, los juicios negativos de los demás, nos afectan de la misma forma que una amenaza física.
 Encuentra tu imagen y te reconciliaras con el mundo. Vive sin complejos y vibra con la vida.
La terapia es conocimiento y movimiento
Además de las terapias verbales en las que hablamos de nuestras  dificultades, existen terapias psicosomáticas o psicocorporales (como la Orgonterapia de Wilhelm Reich y el Análisis Bionergético de Alexander Lowen)  que reconocen que el dolor que queremos expresar hablando está atrapado en nuestra estructura física. Además de analizar el problema psicológico, analizamos la expresión física de dicho problema. Trabajamos en aquello en que la voluntad y la lógica se volvió insuficiente.
Terapia Psicocorporal
Tratamos de manera sistemática de liberar la tensión física de los músculos crónicamente contraídos y en estado espasmódico con ejercicios o movimientos que activan el mecanismo natural de regulación del propio organismo. Este mecanismo está involucrado en la relajación de los patrones de tensión física y de reducción del estrés psíquico-emocional y la ansiedad para volver a un estado de descanso, vitalidad y tranquilidad. Aumentado la energía disponible. No son ejercicios aeróbicos, pues aunque estos son muy saludables trabajan las partes del cuerpo que están bajo el control racional y nos relajan y liberan en el grado en que la mente lo permite. En cambio con la respiración y trabajando la vibración de la musculatura profunda y las fascias establecemos una conexión y dialogo con el sistema límbico del cerebro. Nos permite una experiencia con nuestro cuerpo como organismo vivo que tiene necesidades y conductas que no están bajo nuestro control consciente
En el trabajo psicocorporal se  siente, se expresa, se da significación, y se integra la experiencia completa. La relación con el terapeuta es una relación, única y extraordinaria que no se puede dar en ningún otro contexto de la vida cotidiana. La terapia ofrece no solo el análisis sino la oportunidad y los medios de obtener esa seguridad que en algún momento faltó. Descubrirás y experimentarás tu capacidad de vivir mejor.
Belén Yago Villalba. Psicóloga - Psicoterapeuta
Consulta certificada NICA 42233
Colegiada AN 08823
Puedo Ayudarte
subir subir subir subir subir
Tel. 696 583 898
 
ZONA DE NERVIÓN C/ Luis Montoto, 98 bajo 2.  SEVILLA
Aceptar tu cuerpo y comprender el desajuste emocional detrás de tus conflictos; Identificar patrones negativos y saber cómo modificarlos; Superar los principales obstáculos para desarrollar una sana autoestima, que se refleja en tus relaciones, en tu alimentación; Establecer metas y objetivos claros para mejorar tu calidad de vida, independientemente de si tienes pareja, de tu peso o de cualquier situación. Liberarte de creencias y hábitos limitantes. Superar situaciones dolorosas de tu historia. Reconectar contigo de manera sana, segura y positiva. Poder superar problemas como la bulimia, la anorexia, el ser comedor compulsivo, la tristeza, el estrés, los bloqueos, las obsesiones, etc. con estrategias y ejercicios prácticos
Hola, si quieres descubrir cómo:
…Puedo ayudarte